Consultas

Consultas

Cada día aumentan los enfermos con Infección ósea, debido a la mayor colocación de implantes tanto clavos, placas, fijadores así como prótesis articulares de sustitución por afecciones degenerativas y aunque se conoce que la causa de estas infecciones es multifactorial y que en muchas ocasiones no es posible prevenirla, también se sabe que el número de enfermos que tienen una infección en el hueso y que se les ha tratado de quitar la infección es muy baja lo que hace que el paciente presente no solo problemas con su extremidades, sino además padecimientos en otros sitios de su cuerpo, problemas familiares e incluso laborales.

El no utilizar un tratamiento adecuado y oportuno en la erradicación de una infección en el hueso, favorece que al paciente se le den largas dejando secuelas muy importantes en la extremidad afectada.

Pocos médicos en el país han recibido capacitación adecuada en tratamientos para resolver estos problemas y no solo el quitar la infección del hueso, sino también el de consolidar una fractura complicada con seudoartrosis y que además le permita caminar con apoyo completo de la extremidad, por supuesto dependerá de cada caso en especial.